TU FE NUNCA DECAIGA nace a finales de 2011 con la idea de defender los intereses de los aficionados sportinguistas, de los abonados, accionistas minoritarios, y del propio Real Sporting de Gijón.

El Real Sporting de Gijón, S.A.D., al igual que la inmensa mayoría de clubes de fútbol profesional en España, se transformaron en sociedades anónimas deportivas. Si bien en la teoría esto permitiría el control por parte de los diversos accionistas, que podrían representar perfectamente a la masa social que hay tras cada equipo, en el caso del Real Sporting se materializa en que todo el poder recae sobre una o muy pocas personas, sin dar cabida a esa pluralidad y heterogeneidad propia de la fiel afición de nuestro club.

Queremos que la afición sportinguista vuelva a ser respetada, y que tenga voz y voto en el Real Sporting de Gijón S.A.D. No se trata de una empresa más, sino de un sentimiento común de miles de corazones, que como tal debe ser valorado, y no solamente como un mero medio de obtener beneficios económicos.

Queremos que la gestión del club sea profesional y ambiciosa. El Real Sporting de Gijón tiene un fortísimo apoyo social, así como una cantera que, convenientemente tratada, permitiría desarrollar un proyecto deportivo muy completo. Queremos por tanto un club que proteja y ponga en valor los jugadores criados en la casa. Un club del que todos estén orgullosos de lucir su camiseta y que evite convertirse en una mera fábrica de jugadores cara a su rápida venta a otros equipos. Entendemos que los años de mayores éxitos y estabilidad deportiva se alcanzaron siguiendo esta política de actuación y como tal debe promoverse.

Queremos que la gestión del club sea moderna y transparente. En pleno siglo XXI, con el auge de las nuevas tecnologías y la gran facilidad de comunicación e interrelación, consideramos fundamental mejorar los métodos con los que se gestiona el día a día del club. De la misma manera, promovemos la mejora de la relación con el aficionado de base, que pueda conocer mejor el Sporting, su Sporting. Qué y cómo se hace. Queremos, por último, y en base a los puntos anteriores, que se recupere ese Sporting querido en todo el territorio nacional. Puntualmente algunos hechos llevan a perder ese prestigio del club, y, si bien económicamente somos conscientes de nuestras limitaciones, la dignidad y el respeto de este club pueden y deben ser tan altos como el que más.