Presentación

TU FE NUNCA DECAIGA  es una asociación compuesta por diversos aficionados, abonados y accionistas minoritarios del Real Sporting de Gijón. Somos, en resumen, un conjunto de personas que formamos parte de lo que denominamos el sportinguismo de base. TU FE NUNCA DECAIGA está inscrita en el Registro de Asociaciones del Principado de Asturias, y además está integrada dentro de FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español). TU FE NUNCA DECAIGA  es una asociación compuesta por diversos aficionados, abonados y accionistas minoritarios del Real Sporting de Gijón. Somos, en resumen, un conjunto de personas que formamos parte de lo que denominamos el Sportinguismo de base. TU FE NUNCA DECAIGA está inscrita en el Registro de Asociaciones del Principado de Asturias, y además está integrada dentro de FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español).
Nos gustaría no tener que dar este paso y constituirnos en asociación, pero dada la línea seguida en la gestión del Real Sporting de Gijón, Sociedad Anónima Deportiva consideramos que es imprescindible. Queremos así, en primer lugar, manifestar nuestro profundo descontento con la gestión llevada a cabo por el Consejo de Administración de la SAD y por el máximo accionista de la entidad, D. José Fernández Álvarez.
D. José Fernández y las personas a las que él designa, llevan al frente de la entidad más de dos décadas, lo que es tiempo más que suficiente para poder realizar un juicio de valor razonable y analizar los hechos positivos y negativos de su gestión. En nuestra opinión, el balance de los mismos es claramente desfavorable. El Consejo de Administración, nombrado y mantenido por él, ha optado por un modelo de gestión con el que una parte importante de la afición no estamos de acuerdo y por tanto demandamos otro radicalmente diferente.
A lo largo de estos 25 años hemos visto al Real Sporting de Gijón S.A.D inmerso en todo tipo de ridículos tanto deportivos como sociales, incluyendo tres descensos a Segunda División de los seis de nuestra historia. Asimismo la entidad estuvo al borde de la desaparición en dos ocasiones, en una de ellas la entrada en un proceso concursal y la presencia de administradores concursales interviniendo de manera directa sobre cualquier decisión, volvió a instaurarse la racionalidad en Real Sporting de Gijón S.A.D., y en la otra solamente el “Sporting de los Guajes” fue capaz de evitar la desaparición tras años de sinsentidos en todos los ámbitos.
Así, con la obligatoriedad de hacer frente al grueso de una ingente deuda contraída con numerosos acreedores, llegó el ascenso a Primera División de la mano de Manolo Preciado (q.e.p.d.) y un corto periodo de bonanza en el entorno. Pero tan solo fue un espejismo. En cuanto la entidad volvió a estar directamente manejada por el máximo accionista y el consejo de administración con Manuel Vega-Arango como cabeza visible, reaparecieron los fantasmas del pasado. Se volvió, por ejemplo, a la venta de jugadores bajo diversos argumentos, amén de otros muchos hechos. En resumen, la entidad perdió de nuevo el norte, viviendo desafortunadamente un déjà vu de la década de los noventa.
Fruto de todo ello, y ya con el hijo de D. José Fernández, D. Javier Fernández dentro del Conseio de Administración, llegó una época de ruina total y absoluta, con falta de atención a deudas de todo tipo, que si no es por el milagro del ascenso del “Sporting de los Guajes” hubiese dado al traste con la Entidad.
Llevamos años trabajando en este proyecto desde el que intentamos que el Real Sporting de Gijón S.A.D. no sea propiedad de una sola persona si no de los aficionados; los verdaderos dueños sentimentales del club. Creemos que el Sportinguismo de base tiene que tener voz y voto en las decisiones que se tomen sobre la entidad. Somos conscientes de que es un proyecto difícil de llevar a cabo con éxito, pero que iniciamos con toda la ilusión del mundo en busca de un Real Sporting de Gijón mejor y que, sin duda alguna, creemos que es posible.
Somos perfectamente conscientes de quiénes somos, de dónde venimos y a dónde nos dirigimos. Y nos sentimos muy orgullosos de ello.

Queremos un Sporting en el que se cuide la cantera, y en base a ella se haga un proyecto fuerte y estable, complementado por gente de fuera que proporcione el extra de calidad que se pueda necesitar.

Queremos un Sporting que fomente el Sportinguismo sin fronteras.

Queremos un Sporting que premie a sus aficionados más fieles, que sepa corresponder la lealtad y el sacrificio de su afición.

Queremos un Sporting en el que no haya un canon de entrada para los nuevos abonados, porque un nuevo abonado no debe recibir un castigo, sino la bienvenida al Sportinguismo activo.

Queremos un Sporting ejemplo de transparencia en la gestión, comunicación e interacción con sus aficionados.

En definitiva, queremos un Sporting que, sea cual sea la categoría en la que compita, pueda lucir orgulloso su escudo, y sea admirado tanto por sus aficionados como por personas ajenas al club, por sus buenas maneras y formas a la hora de trabajar.
Somos plenamente conscientes de la situación deportiva del club actualmente. Sin embargo, tenemos la firme convicción de que es fundamental distinguir el plano deportivo del extradeportivo, exigiendo las responsabilidades correspondientes en cada área. Este argumento es parte fundamental de nuestra filosofía, y podría expresarse como nuestro máximo apoyo sin fisuras en toda situación al equipo, pero sin perjuicio de, independientemente, ser críticos (constructivamente) con los aspectos extradeportivos que creamos que se puedan mejorar ostensiblemente.
No queremos concluir sin remarcar que este proyecto es fruto de muchos años de trabajo e ilusión de un grupo heterogéneo de aficionados Sportinguistas, fieles a los colores rojo y blanco y al escudo del Sporting. Nos vemos en El Molinón y, junto al equipo por los campos de España, como refleja nuestro himno.